lunes, junio 21Propuestas EC - Portal de noticias

El Parlamento Andino, un organismo de integración regional y democrática

Sede del Parlamento Andino en Colombia. Archivo.

Una mayor difusión de su mandato e importancia para la región y que sus integrantes sean escogidos de los asambleístas electos por voto popular son algunas de las reformas que una experta en Derecho Internacional y una parlamentaria andina sugieren que se deberían dar en el Parlamento Andino, una organización creada el 25 de octubre de 1979 e integrada por Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia y Chile.

Desde el 2003 los parlamentarios andinos se eligen por voto popular en Ecuador, por lo que esta dignidad estará en papeleta para las próximas elecciones generales 2021. Al momento, 15 listas de un total de 17 están calificadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El Parlamento Andino tiene cinco parlamentarios representantes de cada país miembro: Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia y Chile, este último miembro pleno a partir del 2015.

La sede oficial está en Colombia y es parte del Sistema Andino de Integración (SAI) que articula órganos e instituciones creados en el marco de la integración subregional andina, como la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Según el artículo 43 del Acuerdo de Cartagena, entre sus atribuciones están el de promocionar el proceso de integración subregional andina, presentar proyectos de normas comunitarias ante el Consejo Andino de Ministerios de Relaciones Exteriores. Además de formular recomendaciones, decisiones, declaraciones, resoluciones, que no son de carácter vinculante, es decir no son de cumplimiento obligatorio.

Patricia Terán, vicepresidenta del Parlamento Andino por Ecuadordice que este organismo tiene funciones importantes porque al ser parte del SAI se ha logrado en el tema de la pandemia que se le dé prioridad especial como, por ejemplo, que la CAF otorgue recursos a Ecuador y a la región andina, al igual que el Fondo Latinoamericano de Reserva.

Señala que al momento han elaborado 40 marcos normativos, que son como proyectos de ley, en materias de educación, seguridad, soberanía, participación activa y para las personas con discapacidad. En este último resalta que hubo participación activa del presidente Lenín Moreno y de otros actores y que incluso se lo utiliza en Colombia para dar capacitación de cómo deben ser tratadas las personas con discapacidad.

Entre las últimas resoluciones del pleno del Parlamento Andino menciona la aprobación del marco normativo para luchar contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y fomentar el desarrollo sostenible de los recursos marítimos.

Terán expresa que fue la Asamblea Nacional la que solicitó al Parlamento Andino para que se elabore una normativa común, sobre todos para los países más afectados por la pesca ilegal como Colombia, Ecuador y Perú. “Lo que se pretende es tener una normativa común, (…) es decir que sea acatado por los países que conforman el Parlamento Andino o la CAN, (…), entregamos este marco normativo a la Asamblea Nacional, lastimosamente ya entraron en receso, luego vienen las elecciones y ya es difícil que haya un debate (…)”, señala.

La parlamentaria expresa que una limitante en el Parlamento Andino puede ser porque todos estos marcos normativos no son leyes. “Pero ¿cómo se pueden hacer ley? si se pide al Consejo de Presidentes, el Consejo de Ministros, ellos aprueban y se vuelva norma comunitaria, ahí se convierta en ley”, dice.

Terán indica que este organismo no debería desaparecer porque eso significaría renunciar al Acuerdo de Cartagena, dejar de ser parte de la CAN.

Considera que se debería hacer una reforma y volver como era hasta antes del 2003 en que el Parlamento Andino eran parte del Congreso, como lo es en Colombia y Chile. “Eso significa que no serían elecciones individuales, sino que cinco asambleístas en este caso sería designados como parlamentarios andinos y de esa manera tengan la oportunidad de que esos marcos normativos, los que más convengan, entren a la Asamblea y que luego de un debate se hagan leyes”, expresa.

En tanto, Miriam Estrada, docente de Ciencias Políticas y directora de la cátedra Unesco de la Universidad Casa Grande, destaca que el Parlamento Andino es una instancia internacional, democrática e integradora para los pueblos que forman esta subregión.

Señala que inicialmente se estableció con el propósito de garantizar las relaciones de carácter económico comercial entre los países andinos, pero desde hace un tiempo atrás se dedica esencialmente a la integración de carácter socioeconómico cultural.

Resalta que Naciones Unidas es una de las instancias que lo acompaña y destaca entre sus logros, por ejemplo, cuando en 1990 se aprobó la Convención Internacional de los derechos del Niño y el Parlamento Andino recomendó que todos los países ajusten su legislación a los términos de esta convención, lo cual que fue aceptada y Ecuador se benefició de una ley centrada en reconocer los derechos de los niños y no que eran objeto de derecho.

La catedrática recuerda que también el Parlamento Andino elaboró un marco normativo para fortalecer el control fiscal en la región andina en todo lo que significaba negocios intercambios comerciales y se adoptó por unanimidad. “Son instrumentos de carácter jurídico que son adoptados por los países, es importante eso”, dice.

Además realiza un control político a través del cual hace un seguimiento de los diferentes órganos institucionales del SAI, expresa.

Estrada opina que se debería dar una reforma para que esencialmente se dé a conocer. “El Parlamento Andino no ha trabajado lo suficiente para dar a conocer ni su mandato, ni su importancia, ni lo que significa para la unidad y la democracia de la región. Se ha dormido un poco, pienso una reforma en cuanto a hacerlo más ágil (…)”, opina. (I)

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: