lunes, junio 21Propuestas EC - Portal de noticias

Guayaquil: Monigoteros de la 6 de Marzo se quedaron sin clientes y tienen dudas sobre rematar muñecos o embodegarlos

En la calle 6 de Marzo lamentan la poca demanda de monigotes, que por temas sanitarios no pueden ser quemados. Foto: Carlos Barros

Los comerciantes de monigotes que ofrecen estos productos a lo largo de la calle 6 de Marzo, en el centro-sur de Guayaquil, lamentaron la devaluación de sus muñecos luego de la orden de la autoridad central de no quemarlos, como ha sido la tradición, por temas sanitarios ligados a la contención de la pandemia del COVID-19.

Carlos Guacho, quien el martes 29 atendía a potenciales compradores en la calle Capitán Nájera y 6 de Marzo, dijo que un conductor interesado en un año viejo de forma redonda y con puntas, alusivo al virus, le ofreció $ 10 cuando él le pidió $ 18. “Si a mí me sale a $ 13, no paga la gente”, dijo con desaliento.

La escasa demanda de monigotes por efecto de las restricciones adoptadas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) desesperaba a los comerciantes, que dudaban sobre la conveniencia de rematar las años viejos para así obtener recursos y pagar deudas, o embodegarlos con la esperanza de que en la despedida del 2021 la situación sanitaria haya mejorado en el país y el comercio de muñecos se desarrolle en el marco de una fiesta, con música, toma de fotos y la quema con material pirotécnico.

El lunes 21, en la declaratoria de estado de excepción para el territorio nacional, el COE nacional dispuso, además de prohibir la incineración, toque de queda de 22:00 a 04:00, lo que prácticamente obliga al confinamiento en casa en los momentos de recibir el 2021.

Guacho, habitante del sector Juan Montalvo, noroeste, manifestó que de sus 200 representaciones de políticos, de superhéroes y de personajes animados, solo había vendido 15.

“Este (año viejo de perro) tranquilamente yo lo vendía en $ 25, pero quieren dar $ 10 o $ 15 y aquí uno paga $ 100 de bodega”, mencionó el hombre.

María Yautibug, habitante de Guayaquil y oriunda de Colta (Chimborazo), señaló que para la compra de unos 200 monigotes de tamaño variado el comerciante invierte $ 1.000, que generalmente el dinero lo obtiene de prestamistas.

“Creo que por la tradición, la gente se va a arriesgar y quemar su viejo”, opinó.

El COE nacional estipuló sanciones de hasta $ 800 para quien incurra en desacato.

En 6 de Marzo y Gómez Rendón, el artesano Ernesto Fernández trataba de vender su figuras tipo lego, diferentes a las formas humanas de las otras representaciones.

Dijo que invirtió $ 400 en cartón prensado y demás materiales, que obtuvo el dinero de un conocido, y agregó que despachará sus productos al precio mínimo con tal de juntar el dinero y saldar esa cuenta.

De los 150 muñecos que suele traer a esa calle tradicional para la venta de estas figuras, donde incluso la vía ha sido peatonal en diciembre para facilitar el acceso de las familias, en la despedida del 2020 él trabaja con 75 ante la escasa demanda, que es general en Guayaquil, respecto a otros puntos como la av. Velasco Ibarra, sector Bellavista, o en la av. 25 de Julio, zona La Saiba.

Costos

Por una figura de 2 metros alusivo al superhéroe Hulk (película The Avenger), los comerciantes piden $ 100. Por el payaso malvado del filme It, de 1 metro de alto, $ 50. Y por la mayoría de muñecos de papel y cartón se solicita $ 25, $ 15, $ 10 y $ 5, dependiendo del tamaño y de los acabados.

Entre los políticos destacaban los alusivos al presidente Lenín Moreno y el exmandatario Abdalá Bucaram.

Antes de la declaratoria de estado de excepción, la segunda en los nueve meses que lleva la pandemia en el país, el COE local dispuso restricciones como el impedimento de exhibir año viejos para la toma de fotos, ya que propicia las aglomeraciones humanas.

A los dueños de los inmuebles de la 6 de Marzo les impidió el alquiler de las aceras para evitar la toma del espacio público de parte de vendedores ambulantes, que ofrecían comida y fuegos artificiales.

En estas fiestas está prohibida la venta de pirotecnia.

Pero la 6 de Marzo y Capitán Nájera estuvo animada por el baile de dos habitantes, los que vestidos de ‘viudas’ ofrecieron un show cómico que fue premiado con monedas por parte de conductores. Ellos integran una empresa promotora de espectáculos. (I)

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: