sábado, septiembre 18Propuestas EC - Portal de noticias

¡Lasso siempre prefirió a la Banca! Te contamos la historia de Finansur y Banco Continental

La banca fue la dueña del Ecuador por más de 20 años. Lo dice la historia, los documentos, las investigaciones y los juicios. Los banqueros con la venia de los políticos de turno, llegaron a ser los dueños absolutos de un país que no supieron manejar, y que lo exprimieron hasta su casi extinción y luego tranquilamente, se fueron.

Lasso siempre prefirió la banca
Guillermo Lasso y Ana Lucia Armijos. Miembros de la Junta Monetaria que aprobó el Salvataje al Banco Continental. Dos años después, también serían parte del gabinete ministerial de Jamil Mahuad.

La historia no se puede negar, pero el futuro si se puede corregir. Podemos darnos cuenta por qué en el país del pasado no habían carreteras, ni hospitales, y las escuelas se caían; el dinero nunca se usó para pagar la deuda social, simplemente era pagar la avaricia sin fin de nuestros políticos y banqueros que desde los 80s en la sucretización, vivieron de la plata del Estado. Los mismos nombres se repiten una y otra vez, son ellos los que vendieron la patria.

Lea también: Empresas fantasma vinculadas a Lasso aumentan propiedades

El primer atraco se dio a inicios de los 80s en el gobierno de Osvaldo Hurtado, con la denominada sucretización. Muchos empresarios y banqueros de esa época, estaban endeudados en dólares con empresarios extranjeros, para evitar su quiebra el estado asumió sus deudas, las pagó con dinero publico le pagó las deudas a empresas y bancos privados.

¿Y como las cobró? a largo plazo y en un devaluado sucre, inclusive durante el gobierno de León Febres Cordero, las ventajas para pagar estos prestamos fueron ampliadas.

Según estableció la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC) en 2008. La sucretización generó elevados perjuicios al Estado ecuatoriano por un monto acumulado de $ 4.462 millones de dólares”

Entre los grandes beneficiados de este astuto método figuran Filanbanco y Finansur, en esa época entidad financiera gerenciada por Guillermo Lasso Mendoza. Según el Informe de la Comisión de Auditoria del Crédito Público, Finansur se benefició por US$13.271.180,34 por el método de Compensación de la deuda.

Lasso siempre prefirió a la Banca

Además este informe señala a personas naturales que se habrían beneficiado de la sucretización; como Jaime Nebot, y el ex vicepresidente Alberto Dahik.

Lea también: Empresas fantasma vinculadas a Lasso aumentan propiedades
Lasso siempre prefirió a la Banca

Los mismos nombres de siempre, que también estuvieron presentes a lo largo de toda la década de los noventas.

En las postrimerías del gobierno supuestamente de izquierda de Rodrigo Borja se aprobó  la Ley de Régimen Monetario y Banco del Estado que en su artículo 24 decía: La Junta Monetaria sólo en caso de falta de liquidez de los bancos privados podrá autorizar al Banco Central la concesión de créditos.

Y por si acaso para asegurar las cosas el artículo 28 daba la potestad a la Junta Monetaria de autorizar préstamos de hasta el 10% del presupuesto General del Estado

Podemos contar entre los diputados del Congreso del 1992 que aprobaron esta ley a Jaime Nebot, Jamil Mahuad, Alberto Dahik, Vladimiro Álvarez y Fabián Alarcón. Los mismos de siempre.

Y con la llegada del gobierno de Sixto Durán Ballén y Alberto Dahik, se institucionalizó el neoliberalismo, aquí empezó la economía de casino, se liberaron las tasas de interés para dar transparencia al sistema financiero.

Lea también: Últimas encuestas: Arauz gana con ventaja sobre su contendor

Así mismo, impulsó la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero. Promovida entre otros, por Guillermo Lasso, Alberto Dahik, Ana Lucía Armijos y Gustavo Ortega Trujillo, Superintendente de Compañías de ese entonces, y hermano de Leónidas Ortega Trujillo, dueño del Banco Continental, institución intervenida por el estado gracias a las ventajas de esta ley.

Y en lo principal,  el artículo 74 de la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero, abrió las puertas a los préstamos vinculados que se permitían en un 100% del patrimonio técnico de las instituciones.  Es decir, un banco podía prestarse plata a sí mismo a través de empresas de papel y de personas naturales vinculadas como amigos, parientes y testaferros.

Y por si acaso le iba mal en sus negocios vinculados, para salvar a los bancos estaba el artículo 147 de la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero, que permitía otorgarles a las instituciones del sistema financiero que estén con problemas de liquidez, préstamos denominados subordinados. Entonces resultó más rentable quebrar un banco que mantenerlo.

Lea también: Empresas fantasma vinculadas a Lasso aumentan propiedades

Fue el Banco Continental el primer experimento que el sistema bancario y político ejecutó en este largo contubernio.

No había pasado ni un año desde la aprobación de la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero, cuando El Banco Central del Ecuador y el Banco Continental realizaron el acuerdo denominado “Facilidad de crédito de liquidez” con el cual el banco obtuvo más de 10 créditos a lo largo de 1995 e inicios de 1996.  Estos préstamos de liquidez sumaron 470 mil millones de sucres.

Pero como era de imaginarse este dinero no fue suficiente, y en marzo de 1996 el banco solicitó un crédito subordinado por 485 mil millones de sucres.

Lasso siempre prefirió a la Banca
Lea también: Lasso ganó más dinero en 2020 que en los últimos 5 años

Y una vez los nombres de los que han desfalcado al país se repitieron, pues para la aprobación de estos préstamos se requería del voto conforme de seis de los miembros de la Junta Monetaria. Donde Guillermo Lasso Mendoza, era el vocal que representaba a la Banca Privada, y además fungía como presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador. El fue uno de los votos para salvar a sus amigos banqueros, con dinero del pueblo ecuatoriano. Guillermo Lasso prefirió la Banca.

Los implicados fueron enjuiciados y Guillermo Lasso, tuvo que presentar su testimonio en la Corte y  señaló que “el Banco Continental recibió en el gobierno de Durán-Ballén 955 mil millones de sucres. Además reveló que la Junta Monetaria no conoció los balances consolidados de ese banco y que la decisión se tomó exclusivamente en base a informes de la superintendencia de Bancos y el Banco Central”.  (Biblioteca Banco Central).

Lea también: Lasso ganó más dinero en 2020 que en los últimos 5 años

Pero la justicia no pudo hacer nada, Carlos Solórzano Constantine, en su calidad de Presidente de La Corte Suprema de Justicia, quien enjuició a los Miembros de la Junta Monetaria asegura que fue perseguido por los Social Cristianos. Y es así como llegamos a diciembre de 1997 cuando se instaló la nueva asamblea constituyente dominada por el Partido Social Cristiano, donde ya figuraba Cynthia Viteri, la Democracia Popular precedida por Osvaldo Hurtado y el partido del Presidente Fabián Alarcón, el FRA.

Fueron ellos los que redactaron y aprobaron la transitoria Cuadragésima Segunda que decía:  Hasta que el Estado cuente con instrumentos legales adecuados para enfrentar crisis financieras y por el plazo no mayor de dos años contados a partir de la vigencia de esta Constitución, el Banco Central del Ecuador podrá otorgar créditos de estabilidad y de solvencia a las instituciones financieras, así como créditos para atender el derecho de preferencia de las personas naturales depositantes en las instituciones que entren en proceso de liquidación”.

Lea también: Empresas fantasma vinculadas a Lasso aumentan propiedades

Y así mismo, tan solo meses después la ley 98-17 que permitió el salvataje bancario fue aprobada por el congreso de la partidocracia con Jaime Nebot a la cabeza. Una vez más los mismos de siempre al servicio de la banca.

Esta ley de “reordenamiento en materia económica en el área Tributario, por una parte imponía el Impuesto del 1% a la Circulación de Capitales, genial idea de Jaime Nebot para solventar el déficit del Estado a costillas de cada uno de los ecuatorianos. Y por otro lado imponía la garantía de depósitos al sistema financiero, para esto se crea la AGD.  Así mismo esta ley permitía la emisión de bonos para solventar la crisis de los bancos.

Lea también: Empresas fantasma vinculadas a Lasso aumentan propiedades

La Ley 98-17 aprobada por el Congreso Nacional, cubrió la ineficiencia de aquellas instituciones financieras que ingresaron al proceso de saneamiento en la AGD, provocando un impacto importante en las finanzas públicas, al efectuarse una emisión de bonos del Estado por un valor de US$ 1.611 millones para cubrir la garantía de depósitos.

Y así el pueblo asistió al más grande de los salvatajes de la banca con la expedición de la Ley 98-17. Con los bonos AGD el Estado ecuatoriano se transformó de acreedor de la banca privada a deudor del Banco Central.

¿Es decir el salvataje fue premeditado? Claro que sí, por un lado los bancos que se iban a la quiebra, aprovecharon las ventajosas bondades del sistema para solventar sus deudas con dinero del pueblo y por otro lado los que no quebraron como el Banco de Guayaquil, se beneficiaron de los bonos del estado, de sus intereses y de la devaluación de la moneda consecuencia del congelamiento de depósitos, y obviamente de la emisión de los Certificados de Depósitos Reprogramables, con los que le pagaron a los incautos depositantes una vez declarado el feriado bancario.

Lea también: Lasso ganó más dinero en 2020 que en los últimos 5 años

Ahora el Banco de Guayaquil se defiende y asegura que los CDRs que pagó a los ahorristas fueron cancelados al 100% y cobrados a la CFN al mismo valor, pero recordemos que la CFN en 1999 estuvo al borde de la quiebra ya que su cartera se basada en un 60% en tan solo papeles de bonos. La CFN fue sangrada por los banqueros, así mismo un estudio de la ESPOL asegura que a pesar de que un gran número de personas recuperó el valor de sus ahorros en un 100%, un alto porcentaje de personas que negociaron los CDRs, lo hicieron con un castigo de hasta el 65% del valor nominal. Gran negocio para la banca. Lasso siempre prefirió a la banca.

León Roldós, diputado nacional, según la revista Blanco y Negro, dijo que la AGD, “Se creo direccionada para encubrir a los banqueros tramposos. La ley no se hizo para evitar la quiebra bancaria, sino para proteger a los que la provocaron”.

¿Puede volver a pasar el país por una situación similar? Es tan obvio que en estas elecciones tenemos la disyuntiva, el país o la banca. Ustedes deciden.

Juan Carlos Ortiz
Director
Propuestas EC

Revisa nuestras redes sociales para conectarte a nuestro programa. Transmitimos en vivo desde las 8 PM en FacebookYouTubeTwitter e Instagram.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: